CÓMO CREAR LA PAZ MUNDIAL DESDE UNA CAMA

¿Por qué creemos que meternos en la cama creará/logrará la Paz Mundial? Os lo explicamos. Inspirados por el espíritu positivo de la pacífica reclusión de John Lennon en Amsterdam, en 1969, tuvimos la alocada idea de que la cama era la respuesta, así que comenzamos nuestra misión de cambiar el mundo con un evento llamado BedTalks.

El concepto era simple: una cama es un lugar íntimo donde ocurren nuestros sueños más hermosos y nuestros momentos más excitantes, así que ¿y si pudiéramos usar ese espíritu y pedir a un individuo disruptivo, visionario (joven, mayor, local, internacional, da igual, no importa) entrar en la cama, y luego pedimos un segundo para entrar con ellos?

Luego, invitamos a tantos espíritus inspirados en esa habitación como sea posible, los juntamos a todos y capturar toda esa energía positiva. Un momento en el tiempo.

Después, planteamos una pregunta simple: comparte con los demás cómo está cambiando el mundo, pero lo más importante es que esté igualmente preocupado de cómo puede ayudar a respaldar la misión de su compañero de cama.

Por último, al final de la charla entre almohadas, invitamos a los conferenciantes a comprometerse con algo, cualquier cosa que ayude al otro: un número de contacto, un consejo o ¿qué tal si comienzan un nuevo proyecto juntos?

Para ser honestos, ni siquiera sabíamos si funcionaría. Pedirle a una mujer ganadora del Premio Nobel de religión que saltara bajo las sábanas con un líder de la comunidad masculina holandesa era tal ir demasiado lejos.

Pero luego sucedió: euforia, ese momento íntimo y de espíritu abierto que solo una cama puede ofrecer. Una charla, una conexión y un compromiso mutuo de ayuda.

De repente, las 2.000 personas que asistieron al primer evento comenzaron a hablar, compartiendo ideas sobre la superación de la injusticia, misiones de resolución de la depresión mundial, la crisis de refugiados y máquinas que convirtieron desechos humanos en energía, conceptos que utilizan el deporte como campo de paz para educar a millones de personas con VIH, higiene, comunidad, fotógrafos cuya única misión en la vida era capturar la verdad mezclada con los contrarios, las misiones personales fueron reveladas una a una. Las audiencias escucharon y desafiaron.

Luego sucedió, en el momento en que todos esperábamos: se ofreció ayuda, se intercambiaron números, los compromisos para apoyar las causas de los demás se solidificaron con apretones de manos. La junta de compromisos llegó a 179 al amanecer.

Hoy, dos años después de que ocurriera ese evento seminal (y un momento bastante ingenuo), hemos organizado cinco BedTalks con más de 500 conferenciantes, 10,000 invitados y 350 compromisos. Ahora está a punto de comenzar un nuevo paso de BedTalks.

En el BedTalks de Florencia, en junio de 2018, transmitiremos en vivo el evento por primera vez. Las ideas fluirán, los compromisos se revelarán en tiempo real no solo a los asistentes,

sino a cualquier persona que lo vea de todo el mundo. BedTalks está a punto de encenderse.